28 de octubre de 2012

LOS SUAVES (2ª PART)


 
 
Demà dilluns 29 d'octubre a les 11 del matí, al programa de ràdio Matí Positiu, dins la secció musical del retrovisor,recordarem la segona part de la trajectoria musical dels Suaves, la banda de rock en actiu més veterana sorgida de Galícia.En aquesta segona part repassarem la segona etapa del grup que comprén des dels anys 90 fins ara. Precissament a inicis dels 90 s'incorpora el guitarrista Alberto Cereijo com a membre definitiu de la banda liderada per Yosi i es que el so de les seves guitarres redefinirà la música de la banda d'Ourense, possant-se al dia fins a data d'avui. El 1993 fitxen per la multinacional Polygram i es converteixen en una banda molt popular, amb una legió de fans que van creixent més i més, concert rera concert. Entre 1991 fins ara publiquen els següents àlbums: el doble "Maldita sea mi suerte" (1991), "Malas Noticias" (1993), "Santa Compaña" (1994), el directe "¿Hay alguien ahí?" (1995), "San Francisco Express" (1997), "Víspera de todos los santos" (2000), "Si yo fuera Dios" (2003), "El jardín de las delicias" (2005), "Adios, adios" (2009) i el doble cd i dvd "29 años, 9 meses y 1 día" (2010), grabat a Ourense el 18 de setembre del 2010. Us deixem amb uns vídeos seus.

                                         "Maldita sea mi suerte" ("Maldita sea mi suerte",1991)

"Si Pudiera" ("Santa Compaña", 1994)



"29 años, 9 meses y 1 día" (2010) CONCERT COMPLET



25 de octubre de 2012

Auditori: Concierto Tchaikovsky





Este sábado retomamos los conciertos en el Auditori dentro del programa Apropa con un concierto dedicado íntegramente al más famoso de los compositores rusos del siglo XIX, Tchaikovsky. En él podremos escuchar tres composiciones muy diferentes, la Serenata para cuerdas, la Cuarta sinfonía y la Obertura 1812. Quizás las dos primeras no sean lo más conocido de su obra, a pesar de un bellísimo vals en la Serenata y de un scherzo memorable tocado en pizzicato (las cuerdas de los violines tocadas con los dedos), pero sí la Obertura 1812, dedicada a la victoria rusa sobre los ejércitos de Napoleón, detestada por su autor como algo que solo era ruido, pero que ha pasado a la historia como una de las fanfarrias más conocidas de la música clásica. Advertencia: no creo que puedan  hacerlo en un espacio cerrado como es el Auditori, pero en muchas ocasiones la 1812 se toca con cañones auténticos, id preparados por si acaso. Os dejo con algunos fragmentos de las tres obras.

4ª Sinfonía, tercer movimiento, Scherzo pizzicato




Serenata para cuerdas, vals nº 2



Obertura 1812


La película del club: Umberto D



Umberto D está considerada por muchos el canto del cisne del neorrealismo, ya que los tres grandes del movimiento (Rossellini, De Sica y Visconti) llevaron a partir de ahí sus carreras por otros derroteros, y también porque la película fue un fracaso estrepitoso en su época, en parte por el pesimismo del filme, en parte porque una parte de Europa empezaba a salir de la pobreza de la posguerra.

Y probablemente porque se adelantó a su tiempo. Visto ahora su argumento, cuesta creer que el filme tenga ya 60 años (es de 1952), está más que vigente la historia de este anciano abandonado por los suyos, con problemas para subsistir, al borde del desahucio, la depresión y la desesperación. De Sica lleva el argumento con maestría, aunque personalmente prefiera a Rossellini y a Visconti (Roma, ciudad abierta, Alemania, año cero, Te querré siempre, La terra trema o El gatopardo son palabras muy mayores, y no son tan irregulares como De Sica), sus tres películas neorrealistas son portentosas (añadir El limpiabotas y Ladrón de bicicletas) y aquí logra una impresionante interpretación de un actor, Carlo Batisti, no profesional (creo que era profesor retirado). Es una de las grandes películas de la historia del cine italiano y una de las cumbres de la carrera de un actor y director genial, aunque irregular por sus problemas personales (son muy conocidos sus problemas de deudas por ludopatía que le hacían aceptar demasiados trabajos alimenticios. Se recomienda llevar pañuelo, esas escenas finales en la vía del tren son lacrimógenas en el mejor sentido de la palabra.

21 de octubre de 2012

LOS SUAVES (1º PART)


   

 
 
Demà dilluns 22 d'octubre a les 11 del matí, al programa de ràdio Matí Positiu, dins la secció musical del retrovisor,recordarem durant dos programes la trajectoria musical dels Suaves, la banda de rock en actiu  més veterana de Galícia, on tot just avui (i també a Euskadi) s'hi han celebrat les eleccions generals per a la presidència de la Xunta gallega (i per a lehendakari basc).En aquesta 1ª part recordarem els orígens i l'inici  del grup fundat a Ourense el 1981 pels germans Yosi i Charly Domínguez,que son els únics membres de la formació original que encara hi són fins ara. El seu primer concert va ser el 13 de novembre del 1981 com a teloners dels Ramones a A Corunha.
Durant els anys 80 publiquen 4 àlbums: "Esta vida me va a matar" (1982), "Frankenstein" (1984), "Ese día piensa en mi" (1988) i el doble en viu "Suave es la noche" (1989), dels quals destaquen cançons com "Peligrosa María", "Siempre igual" o "Dolores se llamaba Lola". Us deixem amb uns videos seus.

        "Peligrosa María" ("Esta vida me va a matar", 1982) y "Frankenstein" ("Frankestein, 1984)

"Dolores se llamaba Lola" ("Ese día piensa en mi", 1988)

  

18 de octubre de 2012

Cine Bosque y Fiesta del Cine

Excepcionalmente, y tal como hizo el club el año pasado, proponemos dos salidas al Cine Bosque, el viernes 19 y el miércoles 24. Con motivo de la celebración de la Fiesta del Cine, todos aquellos socios que vayan a ver una película con el club el viernes al precio de 9 € recibirán una acreditación para poder ver las películas que deseen los días 22, 23 y 24 al precio de 2 €. Loa socios que solo quieran o puedan venir al cine el miércoles podrán hacerlo, pero tendrán que pagar el precio normal del día del espectador. Como siempre, salvo el caso de las entradas a 2€, el club devolverá la mitad de la entrada, y advertir que las películas en 3D no entran en la oferta de cine a 2 €. Os dejo con la lista de películas que podéis ver estos días en primera sesión, que disfrutéis de la película o películas que elijáis para estos dos días.

A Roma con amor:



Último filme de Woody Allen, una comedia de episodios que transcurre en Roma protagonizada entre otros por Woody Allen, Penélope Cruz y Alec Baldwin.

Horario: 16.10 h

¡Atraco!



Película hispano-argentina sobre un atraco a una joyería en el Madrid de 1955 para hacerse con una joyas que pertenecieron a Evita Perón.

Horario: 16.15 h.

Cosmópolis:



Última película del director canadiense David Cronenberg. Narra el recorrido en limusina que hace un tiburón de las finanzas por Nueva York para ir a cortarse el pelo. Protagonizada por Robert Pattinson.

Horario: 16.15 h.

El fraude


Película de intriga sobre un tiburón de las finanzas que ha cometido una estafa y que intenta salir de ella vendiendo su empresa. Protagonizada por Richard Gere y Susan Sarandon.

Horario: 16.00

Frankenweenie




Adaptación en largometraje de animación de un corto que su director Tim Burton hizo al principio de su carrera. Narra la historia de un niño que tiene un perro que muere; el niño lo resucita en plan Frankenstein.

Horario: 16.20 h.

Lo imposible:


Filme español que narra la historia de una familia víctima del tsunami que arrasó Asia en diciembre de 2005. Basada en hechos reales, dirigida por J. A. Bayona y protagonizada por Naomi Watts y Ewan Mcgregor.

Horario: 16:00 h.

Looper:



Película de ciencia-ficción sobre viajes en el tiempo y un asesino a sueldo que le encargan matar a alguien del futuro que resulta ser él mismo. Protagonizada por Bruce Willis y Joseph Gordon-Levitt.

Horario: 16. 05 h.

Paranormal activity 4:


Cuarta entrega de la famosa saga de terror sobre grabaciones en video de sucesos paranormales.

Horario: 16.20 h.

Venganza: conexión Estambul


Secuela del filme francés de acción Venganza, que Liam Neeson protagonizó en 2008. Rodada en Estambul.

Horario: 16.00 h.





15 de octubre de 2012

Radio Matí positiu Programa Nº:104

Tercer programa de radio de "Matí positiu", en él se escuchará música, algo de cine, noticias varias y habrá una tertúlia con el tema del Conde Drácula.

Radio Matí positiu Programas Nº:102 y103

Volvemos de vacaciones y os presentamos dos programas de radio que hemos realizado en este mes de Octubre, esperamos que os gusten. Este es el segundo programa, escuchadlo.

14 de octubre de 2012

WILDSIDE (2ª Part)

                                     

                                     
 
 
Demà dilluns 15 d'octubre a les 11 del matí, al programa de ràdio Matí Positiu, dins la secció musical del retrovisor, recordarem la segona part dedicada a la trajectoria musical dels Wildside, una de les bandes catalanes que millor van adaptar a Catalunya el so de l'americana o rock nord-americà clàssic.
Desprès de debutar amb l'àlbum "Trencar el Silenci" (1992), Wildside publiquen dos discos més (que són els que recordarem demà): "Un Segon" (1995) i "Trisèria" (1997) abans de separar-se el 1998. Però enguany aquests osonencs han tornat només per publicar un disc recopilatori i també amb peces noves i inèdites titolat "Mort als Wildside".
Us deixem amb un altre parell de videos seus.

                                          "Que tinguem sort" (del disc "Un segon", 1995)

                                          "Diumenge 13" (del disc "Trisèria", 1997)

7 de octubre de 2012

WILDSIDE (1ª Part)


                                                                                                                                                                           
                                   

Demà dilluns 8 d'octubre a les 11 del matí, al programa de ràdio Matí Positiu, torna la secció musical del
retrovisor on recordarem durant dos programes la trajectoria musical dels Wildside, una de les bandes catalanes que millor van adaptar a Catalunya el so de l'americana o rock nord-americà clàssic.
Nascuts a Osona el 1990, van participar al concurs de televisió de nous talents musicals "Èxit" de TV3 i
son fitxats per la discogràfica Discmedi on grabaran tres álbums, "Trencar el Silenci" (1992), "Un Segon" (1995) i "Trisèria" (1997) abans de separar-se el 1998, després d'haver telonejat als Sopa de Cabra i Els Pets i haver fet poc més de 200 concerts.
Us deixem amb un parell de videos seus.

                                            "ARRELS" (del cd "Mort als Wildside", 2011)

"Trencar el silenci", (que donava nom al seu primer àlbum de 1992)

5 de octubre de 2012

Especiales de cine: Cincuentenario James Bond (1ª parte





Como os prometí este verano, aquí os dejo el especial sobre el cincuentenario del primer filme de James Bond. Se ha retrasado por dos razones: porque no pude hacerlo este verano (es bastante largo y no tenía tiempo por el trabajo) y porque he decidido hacerlo coincidiendo con el cincuentenario del estreno del primer filme, que se cumple este 6 de octubre. Os dejo con un comentario sobre todos los filmes del agente secreto, divididos por las etapas de cada actor (por lo largo que es el artículo, lo divido en tres partes).

Etapa Sean Connery:




Sin duda la mejor y la que da base a toda la saga. Connery aporta todo el glamour, la ironía y el sentido del humor británico (no exactamente, Connery es independentista escocés) que han hecho famoso al personaje. Acabó harto del personaje y decidió dejarlo, aunque volvió en un par de ocasiones.

Doctor No:



Primer filme, que empieza a tener las características propias de la saga, aunque no todas: no hay prólogo faltan las canciones de los títulos de crédito y  Q tiene menor presencia y es interprtado por otro actor. También se nota el presupuesto limitado (por ejemplo, los productores querían como Bond a Richard Burton, Cary Grant o James Mason, pero tuvieron que recurrir al mucho más barato Connery; el tiempo ha demostrado que la decisión fue la correcta, de los tres anteriores, creo que el más adecuado hubiese sido Mason). Se recuerda sobretodo por la escena en que aparece en bikini la primera chica Bond, Ursula Andress. El villano, Doctor No, será el primer agente de Spectra, organización criminal a la que se enfrenta Connery en todos sus filmes menos uno.

Desde Rusia con amor:



Con permiso de la mítica siguiente entrega, mi preferida de la saga. Tiene dos de los malvados más memorables (la gran actriz alemana Lotte Lenya y Robert Shaw), incluye por primera vez la icónica imagen del jefe de Spectra con su gato persa (de momento no le veremos la cara), por primera vez también los inventos de Q, y por primera vez una canción, de Matt Monro, aunque en los títulos de crédito finales. Las escenas del tren y del ataque con el zapato puntiagudo son formidables. Fue la última interpretación del gran actor mexicano Pedro Armendáriz, se suicidó poco después por el cáncer que padecía (según las malas lenguas, otra víctima de la maldición de El conquistador de Mongolia, de la que hablaré algún día).

Goldfinger:


La película más famosa del agente secreto. Prácticamente todo en ella es famoso: el coche Aston Martin, la chica muerta bañada en oro, el sicario oriental con afilado sombrero, el ataque a Fort Knox... Sobresale una formidable canción interpretada por Shirley Bassey y uno de los más memorables, si no el que más, villanos, el actor Gert Frobe, por cierto el único de la etapa Connery que no pertenece a Spectra. El filme asienta definitivamente el mito, casi todos los filmes de la saga (y sus imitadores o parodiadores) lo tomarán como base de sus historias.

Operación trueno:


 Sin ser una mala película ni mucho menos, si supone un paso atrás. El italiano Adolfo Celi no acaba de tener el carisma de anteriores villanos, tampoco la chica Claudine Auger, y el climax final en el agua con los misiles acaba siendo algo pesado. Lo mejor del filme, la estupenda canción de Tom Jones. El único filme de la saga que ha tenido un remake, del que hablaremos más tarde.

Solo se vive dos veces:

Por fin conocimos al jefe de Spectra Ernest Blofeld, encarnado por el inquietante actor Donald Pleasence (le interpretarían dos actores más). La película destaca por la persecución aérea en helicóptero, por la canción de Nancy Sinatra y por la interpretación icónica de Pleasence. Tras el rodaje Connery decide dejar la saga, temía quedar encasillado y empezaba a trabajar con grandes directores como Hitchcock. Para sustituirle en la saga, los productores deciden tomar una decisión para sustituirlo que sería el mayor error de la historia de la saga.

George Lazenby, "el breve"




Todavía cuesta creer qué vieron los productores en este pedazo de carne con ojos australiano (llamarle actor es demasiado) para sustituir a Sean Connery. Solo duró una película, uno de los mayores fracasos comerciales de la saga.

Al servicio de su majestad:


Y encima le tocó una de las entregas más complicadas, la única donde Bond se enamora realmente y se casa, y la única que acaba mal (perdón por el spoiler para quien no la haya visto). Por contra, tiene una estupenda Diana Rigg (proveniente de la gran serie Los vengadores) como chica Bond, un buen malvado como Telly Savalas en la piel de Blofeld, una antológica banda sonora de John Barry (muy diferente de los temas habituales de la saga) y una magistral canción interpretada por Louis Armstrong,  cuya melancolía a media película (la única canción de toda la saga que no va en los títulos de crédito, con toda intención por parte de Barry) sirve como triste presagio del final de la película.

Antes de continuar una aclaración sobre la música de Bond y la autoría su tema principal, sin duda uno de los más famosos de la historia del cine. Parece ser que el poco conocido músico Monty Norman creó los acordes muy poco evolucionados y John Barry le dio al tema la fuerza instrumental que conocemos. La cuestión de la autoría llevó a ambos a juicio, y ganó Norman, probablemente por eso Barry se "vengó" al no utilizarlo en esta película salvo en la escena del cañón inicial.

Después del desastre, a los productores no les quedó otro remedio que convencer a Connery para interpretar al personaje una vez más.

Diamantes para la eternidad:


Para muchos la más floja de Connery, pero yo le tengo un especial cariño. Primero, porque fue la primera de las que hizo Sean Connery que ví, segundo por  políticamente incorrecta, hoy sería impensable en la saga la pareja de villanos homosexuales (lo mejor del filme con Connery) y la misoginia de la pelea con las dos mujeres, tercero, porque el tema interpretado por Shirley Bassey es uno de los mejores de toda la saga. En su contra, el muy poco carisma de la chica Bond Jill St. John y el menor todavía del villano, el actor muy de segunda fila Charles Gray. Última película de la saga oficial de Connery y última de Spectra, salvo un cameo de Blofeld en el prólogo de Solo para tus ojos.

Etapa Roger Moore:


La más longeva (14 años) y con más películas (7). Moore no es tan buen actor ni por asomo como Connery, pero logra conectar con el público igual que él. La saga aumenta en sentido del humor (muchas veces cayendo en la autoparodia) y se hace más para todos los públicos. Hablaba de la longevidad de esta etapa, para mí y para muchos excesiva, Moore cae en un declive físico en los últimos filmes que se nota demasiado, y eso que no llegaba a los 60 años en el último filme.

V ive y deja morir:


Moore empieza a dejar claras muestras de su estilo en esta entrega de delirante argumento (mezcla sin rubor vudú y narcotráfico) en escenas como la persecución en canoa. La chica Bond, Jane Seymour, se haría posteriormente muy conocida gracias a la televisión. Más que el villano principal, Yaphet Kotto, se recuerda a su secuaz manco con brazo metálico. Sorprendentemente, y en vista del historial musical de la saga, es la primera película cuya canción, interpretada por Paul Maccartney, es nominada al Oscar, la Academia de Hollywood tuvo una ceguera bochornosa hasta ese momento hacia varias de las mejores canciones de la historia del cine.

Continuará



Especiales de cine: Cincuentenario James Bond (2ª parte)

Continuando con el especial James Bond, en esta segunda entrega hablaré del resto de la etapa de Roger Moore y de la etapa (corta, dos películas) de Timothy Dalton.

El hombre de la pistola de oro:


Aparte de los fans de James Bond, no es muy conocido el parentesco (no sanguíneo) entre el escritor Ian Fleming y el actor Christopher Lee: el padrastro de Lee era tío de Fleming, por lo que se les puede considerar primos, era del todo lógico que en algún momento Lee apareciese en alguna película de la saga. Lo hizo en esta muy entretenida entrega con clásica historia de megalómano que quiere dominar el mundo (hay varios en las peliculas de Moore) rodada en Tailandia y en que se acentúa el humor paródico. Lo mejor, los villanos Lee (pocas veces lo he visto mal en un filme) y el actor enano Hervé Villechaize, que posteriormente lograría popularidad en nuestro país gracias a un programa de Javier Gurruchaga donde hacía de doble de Felipe González. Una de las chicas, Maud Adams, tiene el honor de ser la única hasta ahora que ha aparecido en dos películas con papeles diferentes (más tarde en Octopussy). Canción de Lulu.

La espía que me amó:



Considerada por los fans la mejor película de la etapa Moore, tiene como alicientes una memorable banda sonora con canción de Carly Simon (compuesta por el recientemente fallecido Marvin Hamlisch, para mí es la mejor de las que no ha compuesto John Barry), una impresionante dirección artística del habitual Ken Adam (con uno de los mayores decorados de la historia del cine, el de la sala de submarinos), una de las mejores chicas Bond (Barbara Bach, posterior señora de Ringo Starr) y uno de los mejores villanos de la saga, no el principal, el aquí muy discutible y envejecido actor alemán Curd Jurgens (lo más flojo del filme) sino su lugarteniente, el gigantesco actor Richard Kiel, interpretando a Tiburón, inolvidable malvado de dientes metálicos. Es uno de los mayores éxitos de la saga, aunque quedó un tanto difuminado por el bombazo de una saga galáctica que empezaba ese año, el productor Albert Broccoli tomó buena cuenta de ello.

Moonraker:



Ni corto ni perezoso, Broccoli decide cambiar la película prevista (la posterior Solo para sus ojos) y manda a Bond al espacio, aprovechando que la novela de Fleming narraba el robo de un cohete espacial. Tiene mala fama entre la crítica y algunos fans, pero vuelvo a lo mismo que con Diamantes para la eternidad, le tengo cariño, es la primera película de Bond que ví en mi vida. Acentúa todavía más el tono autoparódico (ojo al laboratorio de Q y a las boleadoras explosivas), tanto que convierte al "entrañable" Tiburón en una particular versión de La bella y la bestia. Tiene un buen malvado, el francés Michel Lonsdale, y la canción vuelve a estar interpretada por Shirley Bassey, aunque no es tan buena como sus dos anteriores colaboraciones en la saga.

Solo para sus ojos:



El comienzo del declive de Moore, personalmente es una de las películas que menos me gustan de la saga, demasiada agua, la trama (la búsqueda de un codificador) demasiado floja, un villano muy poco convicente (Julian Glover era demasiado normalito para la historia de los villanos Bond) y un Moore que va perdiendo presencia física con 55 años. Lo mejor, la muy bella actriz francesa Carole Bouquet, la despedida en el prólogo de Ernest Blofeld (otra vez sin verle la cara) y algunas escenas de acción, alguna completamente paródica en un dos caballos (el Aston Martin debía esta en la ITV). Canción de Sheena Easton

Octopussy:



Siendo Bond un producto muy típico de la guerra fría, era lógico que alguna película de la saga incluyese la paranoia preperestroika de Reagan y Thatcher, que dio lugar a cosas como Amanecer rojo, Rambo o Desaparecido en combate. Aquí la intención del malo no era otra que poner una bomba nuclear en Occidente para invadirlo, más paranoico no se puede ser. Moore cada vez está más envejecido e incurre más en la autoparodia, desde pararse a coger gasolina en una estación de servicio con el avión a disfrazarse de payaso. El filme tiene buenos momentos, especialmente la persecución en el tren y el final del avión, pero en mi opinión le pesan demasiado el mensaje político y los envejecidos Moore y Louis Jourdan, se los come vivos el gran actor británico Steven Berkoff como megalómano general ruso. Canción de Rita Coolidge.

Panorama para matar:

 

Roger Moore se despidió de la saga con una película mucho más que digna. Él seguía envejeciendo a pasos galopantes, pero la película tiene mucha fuerza gracias a dos villanos memorables, el gran Christopher Walken (en un papel pensado para David Bowie, con todos mis respetos hacia el gran cantante, creo que salimos ganando con el cambio, no es tan buen actor como Walken) y la siempre inquietante Grace Jones, a un gran secundario como es el mítico Patrick Macnee, a la brillantez de las escenas de acción (especialmente la de la Torre Eiffel y la final del puente colgante de San Francisco) y a una estupenda canción muy ochentera de Duran Duran. Lo más flojito, la chica Bond, Tanya Roberts. Un muy buen canto del cisne por parte de Moore.

Desgraciadamente, Moore no era el único que había envejecido, la saga empezaba a tener síntomas de fatiga y de falta de ideas por parte de un equipo (el productor Broccoli, los guionistas habituales Richard Maibaum y Michael G. Wilson, el creador de títulos de crédito Maurice Binder y en menor medida creativa Barry) que llevaba en la saga desde el principio. Esta fatiga le hará mucho daño a los dos siguientes títulos, llevando a la saga casi a la desaparición.

Etapa Timothy Dalton:



Siendo un actor bastante mejor que los anteriores, Dalton tuvo mala suerte, llega en una época de la saga claramente de declive, donde Bond casi era una reliquia del pasado de la guerra fría. Encima los guiones no ayudaron y hubo errores de bulto en los castings de las chicas Bond. Dalton no lo hizo mal, pero no pudo hacer nada ante una audiencia que le dio la espalda.

Alta tensión:


La cosa ya empezó mal con el que es en mi opinión uno de los guiones más flojos de la saga, la aventura de espías dobles y tráfico de drogas es tan mínima que difícilmente ocupa dos horas de película, lo que lleva a una sucesión de secuencias de acción larguísimas e interminables (que la mejor sea la del prólogo en Gibraltar dice mucho del problema). Encima la chica Bond, Myriam D'Abo, no da la talla, es muy poquita cosa para lo que estábamos acostumbrados, y Joe Don Baker repite el error en el casting de Charles Gray en Diamantes para la eternidad,  funciona mejor en siguientes películas como secundario gracioso que como villano principal. Lo mejor del filme, el otro villano, el estupendo actor holandés  Jeroen Krabbé, y la canción de A-ha. Última partitura para la saga de John Barry.

Por otro lado, el título del filme genera polémica, incluso más que el posterior Quantum of solace. The living daylights es una expresión que significa en peligro, ni Alta tensión ni Amanecer viviente como se tradujo en algunos lugares de Hispanoamérica. Teniendo en cuenta que 007 En peligro hubiese sido un título sosito, yo hubiese optado por dejar el título original en inglés.

Licencia para matar:


Y llegó el desastre. Bond no merecía una vulgar trama de venganza ni un desarrollo al más puro estilo Arma letal (no en vano el músico es el mismo, el desaparecido Michael Kamen), tampoco merecía una de las peores chicas Bond, la muy sosa Carey Lowell, ni que a Dalton le pusiesen unas patillas estilo Curro Jiménez (alguno ironizó sobre si era un agente gibraltareño). Se salvan la escena final de los camiones y los villanos, Robert Davi y un chico portorriqueño que debutaba en el cine con este filme llamado Benicio del Toro. El público le dio la espalda y probablemente es el mayor fiasco comercial de la saga junto con Al servicio de su majestad. La canción, interpretada por Gladys Knight, está a la altura, me parece una de las peores de la saga.

El desastre obligó a un parón y a la jubilación  (bien, alguno falleció como Binder) de todo el equipo. La saga tardaría en volver seis años con otras intenciones y un equipo completamente renovado.

Continuará.