20 de enero de 2012

la naranja mecánica

Feliz año a todos los lectores de este blog. Empezamos estos comentarios con una de las películas más famosas de Stanley Kubrick, y sin duda la más polémica (con permiso de Senderos de gloria, aunque esta última fue por otros motivos), La naranja mecánica.

Kubrick venía de hacer 2001, y la armó parda, sobretodo en Inglaterra, en donde no se pudo proyectar el filme durante muchos años por petición expresa del director. El filme es extraño, sarcástico, provocador, al estar contado por su principal protagonista a veces parece que critica la extremada violencia de sus imágenes y otras que la vanagloria, dada su feroz crítica a la sociedad británica y a su sistema penitenciario (el método para erradicar la violencia se las trae). Desde luego a nadie dejó indiferente un filme que mostraba una sociedad futura inquietantemente cercana, con un uso desconcertante de la música (sus escenas más bestias están narradas con la música más alegre de Beethoven, Rossini y Cantando bajo la lluvia). Acabó de lanzar a su protagonista Malcolm Macdowell tras empezar su carrera con un filme ganador de la Palma de Oro, If. Es el filme más famoso de su director junto con 2001 y para mí uno de sus mejores títulos, aunque algunas escenas son poco aptas para estómagos delicados.

Por cierto, el título tengo entendido que hace referencia a una expresión inglesa, ser más raro que una naranja mecánica, desde luego el protagonista lo es.